VOLVER AL LISTADO

NOVEDADES

28-09-2016

Mi segunda gran oportunidad

soluciones graficas

Marcia Lorena Suárez, tiene 38 años e ingresó a Soluciones Gráficas en 2012. Es mamá de Agostina Belén de 13 años, a quien define como el “amor de su vida”. Nació en Vicuña Mackenna, localidad a la que regresa cada verano a visitar a su familia.

Desde su inicio en la empresa, desempeñó funciones dentro del salón de la Casa Central.  Comenzó en la sección de librería, en atención al público y caja. “Gran parte de todo lo que sé me lo enseñó mi querida compañera Silvia y éste es una buena oportunidad para agradecerle su dedicación y la enorme paciencia que me tuvo”.

Hace dos años, debido a su responsabilidad y compromiso, Marcia fue ascendida de cargo y actualmente es la persona responsable del salón de la Casa Central. Su tarea diaria consiste en organizar tres sectores: impresión digital, fotocopias y terminación, librería y caja. “Todos los días coordino los trabajos que van ingresando, la atención al público, los insumos y materiales de librería y cuando algo falta,  realizo los pedidos correspondientes. Siempre estoy presente al momento de apertura y cierre del local, ya que son dos instancias muy importantes del día. Adoro mi empleo y trato de dar lo mejor de mí en cada jornada”.

Explicó que trabaja en coordinación con sus compañeros de sector, a quienes define como muy buenas personas. Su principal objetivo es resolver todas las necesidades de los clientes que visitan el local, con la particularidad que el público es muy variado, desde el niño que compra materiales en la librería hasta el abogado que necesita diseñar e imprimir su tarjeta personal.

Marcia es muy ordenada en sus tareas, fanática de la limpieza y bastante tímida para relacionarse con los demás. Intenta mantener un perfil bajo, pero debido a su rol nunca pasa desapercibida. Con el paso del tiempo, conquistó la confianza de sus jefes, quienes le entregaron la llave de la puerta de ingreso al local comercial para que se encargue de abrir y cerrar todos los días. “Cuando recibí la llave de Soluciones fue muy simbólico para mí, ya que esa llave representa una gran confianza depositada. Es por esa razón que cuido a esta empresa como si fuera mi casa”.

El aspecto que más disfruta de su trabajo diario es dar soluciones. “Obtengo mucha satisfacción cuando logro resolver problemas, pedidos y situaciones. Me encanta cuando las cosas salen bien”.

            Durante la conversación, Marcia comentó que ingresar a trabajar a Soluciones Gráficas para ella significó una segunda gran oportunidad laboral que le regaló la vida. “Lo que más me agrada de esta empresa es su organización, porque trabajamos con procesos y los respetamos. Además es una firma que crece a pasos agigantados y nosotros, sus empleados, también crecemos con ella y me encanta formar parte de ese crecimiento”.

Finalizó la entrevista muy emocionada y dijo: “Infinitas gracias por haber confiado en mí y seguir confiando, a pesar de mis errores. Soy una eterna agradecida a la familia de Soluciones Gráficas, que también es mi familia”.